Ampara los daños materiales o lesiones corporales a terceros después de agotados los montos de la cobertura de responsabilidad civil básica de vehículos.